Narrativa (4-2016): Autobiografía y novela: ficción del yo, entre la vida y el arte

Autobiografía y novela: ficción del yo, entre la vida y el arte

 

«Quien narra su vida la transforma inevitablemente

en novela y solo puede encarnarse a sí mismo en la

falsa apariencia de un personaje»

Forrest Phillipe

La cuestión sobre los límites que separan la ficción de la realidad nos acecha constantemente. Parece que las líneas que dividen lo factual de lo ficticio son cada vez más difusas, y que la relación entre estos ámbitos se hace más compleja. Dentro de este problema, la autobiografía formula una pregunta particular que nos lleva a revisar desde la novela autobiográfica hasta la llamada autoficción. Pero, ¿qué ocurre con una novela que se afirma abiertamente autobiográfica, sin ambigüedades? ¿Podemos hablar de una novela o simplemente de una autobiografía? En este mismo sentido, ¿cómo podríamos entender, entonces, la autobiografía dentro de la literatura y el arte?

 

Posibles líneas de debate

-Ficcionalización de la identidad y su relación con la autobiografía.

-Ficción y relato factual, ¿dónde están los límites? ¿Cuál es su relación?

-Distinción entre novela autobiográfica y autobiografía.

Narrativa (3-2016): Posmodernidad y narrativa: la literatura como consciencia de sus límites

Posmodernidad y narrativa: la literatura como consciencia de sus límites

 

“I would like to begin by arguing that, for me, postmodernism is a contradictory phenomenon, one that uses and abuses, installs and the subverts, the very concepts it challenges — be it in architecture, literature, painting, sculpture, film, video, dance, TV, music, philosophy”

[Me gustaría comenzar argumentando que, para mí, la posmodernidad es un fenómeno contradictorio, uno que usa y abusa, instala y subvierte, los mismos conceptos que cuestiona —sea en arquitectura, literatura, pintura, escultura, cine, vídeo, danza, TV, música, filosofía]

Linda Hutcheon

 

El término posmodernidad tiene tiempo incrustado en nuestro vocabulario, sobre todo cuando hablamos de cultura y arte. Sin embargo, para muchos, sigue resultando sospechosos, sobre todo porque a veces parece una muletilla para justificar cualquier propuesta estética. En este sentido, nunca está mal volver sobre el concepto, preguntarnos a qué nos referimos cuando lo utilizamos y hasta qué punto se puede hablar, en este caso, de una narrativa propiamente posmoderna. 

 

Posibles líneas de debate

-Definir qué es la modernidad y revisar las posturas que existen frente a este término.

-¿Se puede hablar de una narrativa propiamente posmoderna? ¿Cuáles podrían ser sus características?

-¿Qué narrativa contemporánea puede entenderse desde el concepto de posmodernidad?

Narrativa (2-2016): Intermedialidad y novela: el arte como transtextualidad

Intermedialidad y novela: el arte como transtextualidad

«Pero si el arte es un medio peculiar de comunicación, un lenguaje organizado de un modo peculiar […], entonces las obras de arte —es decir, los mensajes en este lenguaje— pueden examinarse en calidad de textos»

Yuri Lotman

 

Es probable que, desde cierto punto de vista, toda novela haga referencia a otros medios distintos al texto escrito. Sin embargo, con la aparición de nuevas tecnologías se ha desarrollado, también, una forma distinta de entender la relación entre los distintos medios de expresión —artísticos o no. En este sentido, los textos artísticos dialogan con medios distintos a los que tradicionalmente estaban asociados. En la novela, esto ocurre de distintas maneras: imitación de ritmos musicales en la prosa, incorporación de fotografías e ilustraciones al texto, inserción de recortes de revistas o periódicos, etc.

Frente a esta situación, surge la pregunta: ¿hasta qué punto podemos flexibilizar la noción de novela, generalmente asociada al texto escrito, para aceptar nuevas formas intermediales? Para ilustrar esta cuestión, podemos usar como ejemplo el problema de la novela gráfica: ¿podemos considerarla una novela, aunque con elementos gráficos, o debe entenderse de manera distinta a la novela tradicional?

 

Posibles líneas de debate 

-La intermedialidad como estrategia artística.

-Incorporación de elementos intermediales y su relación con la novela como texto escrito.

-¿Se puede hablar de una evolución de la novela a través de la intermedialidad y por lo tanto, pensar en una posible «superación» de la novela tradicional?

Narrativa (1-2016): La intimidad descubierta: la búsqueda de Clarice Lispector

La intimidad descubierta: la búsqueda de Clarice Lispector

 

«Allí está él, el mar, la más ininteligible de las existencias no humanas. Y aquí está, de pie en la playa, la mujer, el más ininteligible de los seres vivos. Desde que un día se hizo la pregunta sobre sí misma, como ser humano se convirtió en el más ininteligible de los seres vivos. Ella y el mar.
Sus misterios solo podrían encontrarse si uno se entregara al otro: la entrega de dos mundos incognoscibles hecha con la confianza con que se entregarían dos comprensiones»

Clarice Lispector. Las aguas del mar.

«Era una gallina de domingo. Todavía viva porque no pasaba de las nueve de la mañana. Parecía calma. Desde el sábado  se había encogido en un rincón de la cocina. No miraba a nadie, nadie la miraba a ella. Aun  cuando la eligieron, palpando su intimidad con indiferencia, no supieron decir si era gorda o flaca. Nunca se adivinaría en ella un anhelo»

Clarice Lispector. Una gallina.

«En todo cuanto escribió está la misma angustia existencial, similar búsqueda de la identidad femenina y, más adentro, de su condición de ser humano»

Miguel Cossío Woodward. Prólogo a Cuentos reunidos.

Partiendo de los temas y las reflexiones que plantea Clarice Lispector a lo largo de su obra, de frases y citas en las que plasma inquietudes existenciales y dudas íntimas, debatiremos sobre las posibilidades narrativas de una ficción en la que, aparentemente, no sucede casi nada, porque todo está moviéndose en la intimidad, y allí sí que sucede mucho. Más allá de su tiempo y de sus influencias, su obra se extiende y asombra, estableciendo infinidad de conexiones y relaciones con la esencia humana y la búsqueda de una identidad femenina. Su narrativa avanza con seguridad para esbozar nuestra existencia, nuestras dudas, nuestras inquietudes y mostrarnos a nosotros mismos, vulnerables, en el proceso de reconocernos, de hacernos.

 

Posibles líneas de debate

-¿De qué sirve una narrativa psicológica, en la que la acción muchas veces se limita detalles ínfimos, mientras que toda la historia ocurre en la psique de los personajes?

-Encuentros y desencuentros con otras narrativas y textos teóricos que procuran hacer el mismo trabajo que logra Lispector.

-El proceso de aprendizaje de los personajes de Lispector, la intimidad expuesta como forma de reconocimiento en el lector.

-La construcción de sí mismo como individuo (en ficción y no ficción).

Narrativa (3-2015): Literatura y política: ¿debe comprometer el narrador su literatura?

Literatura y política: ¿debe comprometer el narrador su literatura?

«Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, de lo que se trata es de transformarlo»

Karl Marx

La relación entre la política, sea en la teoría o en la práctica, y la literatura no es nueva. Pensemos en la Utopía de Tomás Moro, por ejemplo. Lo que nos interesa resaltar aquí es el compromiso, o la ausencia de este, que debe tener la literatura y el escritor con una posición política.

En este sentido, la pregunta va dirigida a quienes ven en la literatura una herramienta del cambio social, sobre todo, aunque no exclusivamente, desde una perspectiva similar a la que planteaba Marx en la onceaba tesis sobre Feuerbach

Posibles líneas de debate

¿Qué es la literatura comprometida?

¿Pierde la narrativa, y la literatura en general, cuando es comprometida a una posición política?

¿Debe un narrador tener un posicionamiento político explícito en sus textos?

Por el contrario, ¿es la labor del escritor situarse “más allá del bien y del mal”, más allá de cualquier posición moral y política?

¿La buena literatura debe estar vinculada a una posición política?

¿Qué ocurre con un narrador de calidad innegable, pero de una posición política cuestionable?

Narrativa (2-2015): Autoficción: nuevas formas de escritura del yo

Autoficción: nuevas formas de escritura del yo

«La autoficción es la ficción que he decidido, en tanto que escritor, darme de mí mismo y por mí mismo, incorporándole, en el sentido pleno del término, la experiencia del análisis, no solo en la temática, sino en la producción del texto»

Serge Doubrovsky

«El propio término autoficción alude, pues, a un hibridismo que admite todas las gradaciones y, por ello, resulta extremadamente lábil como concepto»

La autoficción ya tiene tiempo haciendo ruido, tanto en la producción creativa como en la crítica literaria. Sin embargo, continúa siendo un término ampliamente discutido y difícil de precisar.

A veces, parece que la referencia al autor no es más que una estrategia de marketing, un término utilizado con un propósito meramente comercial; pero, por otro lado, la autoficción también puede ser una propuesta narrativa y estética sólida, capaz de innovar en la literatura.

Posibles líneas de debate

¿Qué es la autoficción? A pesar de lo evidente de la pregunta, la sola definición del término es, todavía hoy, una cuestión compleja.

¿La autoficción es una modalidad narrativa, un proceso creativo surgido a partir del neologismo propuesto por Doubrovsky, o una forma de lectura (y, por lo tanto, podemos hablar de autoficción en autores previos a la aparición del término como Borges, por ejemplo)? ¿Cómo se relacionan estas dos instancias?

¿Cómo ha calado el término en la literatura comercial o, mejor dicho, en las estrategias comerciales del mundo literario?

La literatura autoficticia, ¿es una literatura narcisa?

¿Cómo responde la autoficción a la sociedad contemporánea? ¿Qué relación guarda esta nueva forma de literatura del yo con las nociones actuales de la identidad?

Narrativa (1-2015): La influencia del mass media y la cultura pop en la narrativa contemporánea

La influencia del mass media y la cultura pop en la narrativa contemporánea

«No obstante, si el problema de las comunicaciones de masas se plantea así mismo, y sobre todo, bajo este punto de vista, que prescinde de toda valoración estética, nos encontramos con que subsiste una dialéctica entre vanguardia y Kitsch. No solamente surge la vanguardia como reacción a la difusión del Kitsch, sino que el Kitsch se renueva y prospera aprovechando continuamente los descubrimientos de la vanguardia»

Umberto Eco

«La televisión es el espejo donde se refleja toda nuestra derrota cultural»

Federico Fellini

«Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro»

Groucho Marx

La influencia de la literatura en la cultura de masas, sobre todo en el cine, la televisión y el cómic, resulta indiscutible. Sin embargo, resulta evidente que se ha entablado un diálogo entre los distintos medios y también la narrativa ha empezado a tomar elementos del mass media y la cultura pop, como se puede evidenciar en autores como Michael Chabon, Junot Díaz, David Foster Wallace, entre otros.

Preguntemos cómo funciona este diálogo y qué consecuencias, positivas y negativas, puede traer para la narrativa.

Posibles líneas de debate

¿Es posible una producción narrativa contemporánea alejada de la influencia del mass media?

¿La cultura de masas, en general, resulta beneficiosa o negativa?

¿En qué sentido la narrativa puede haberse visto beneficiada por la cultura de masas? ¿Cómo se ha visto perjudicada?

¿Qué ha tomado la narrativa de los nuevos medios de comunicación?

¿La narrativa apela al mass media de manera meramente referencial o la influencia también puede verse en la estructura?

¿Cuáles son los medios a través de los cuales la narrativa puede incorporar las formas de la cultura de masas a su estructura?

Narrativa (5): Las motivaciones de la metaficción en la novela

Las motivaciones de la metaficción en la novela

«Metaficción es un término que se ha dado a la escritura ficcional que, de manera autoconsciente y sistemáticamente, llama la atención sobre su propio estatuto de artefacto, con el fin de cuestionar la relación entre la ficción y la realidad».

Patricia Waugh

«Los escritores metafictivos tienen el astuto hábito de integrar la posible crítica dentro de sus textos y así convertirla también en ficción. También les gusta boicotear la credibilidad de la ficción más ortodoxa mediante la parodia».

David Lodge

La metaficción no es un invento moderno, pero muchos escritores contemporáneos lo encuentran particularmente atractivo. Autores como Borges, Calvino y John Barth son algunos de los escritores modernos que se sirvieron de ella.

Preguntémonos cuáles son las motivaciones de esta práctica, si se trata de una preocupación central o si se limita a apariciones puntuales en las obras de los autores y su posible evolución.

Posibles líneas de debate:

¿Cuál es el propósito de la metaficción? ¿Cuestionar la relación entre ficción o realidad? ¿O algo más?

¿Se trata de una literatura decadente y narcisista?

¿Escribe el autor para sí? ¿A qué clase de público van destinadas estas novelas?

¿El discurso metafictivo, cuando se da, se presenta en forma de apartes (como en el caso de los novelistas ingleses) o es una preocupación central?

¿Escapatoria del realismo, coartada para rehuir las obligaciones del realismo tradicional o fuente de inspiración?

¿Puede ser el síntoma de algún tipo de agotamiento de los géneros?

John Barth escribió en su ensayo “La literatura del agotamiento”: “el autor evoca la metaficción como recurso por el cual un artista puede paradójicamente convertir lo que considera límites últimos de nuestro tiempo en material y medios para su trabajo. ¿Cuáles son los límites de la metaficción?

Lectura recomendada:

El arte de la ficción, David Lodge (apartado “La metaficción”).

Narrativa (4): Escritos inéditos, ¿tendencia?

Escritos inéditos ¿tendencia?

“Editores que dejaban de publicar novelas y sobre todo cuentos, incluso de premios Nobel, hacían crecer su comercio imprimiendo cartas, entrevistas y textos sueltos de esos mismos o de otros autores. Tan mal no les iría con esas compilaciones porque los inéditos azarosos de escritores superaban las ventas de novelas y ensayos”.

“De las doce mil páginas de que consta la obra de Cortázar, menos de la mitad corresponde a sus cuentos, novelas, poemas y ensayos: la mayoría está compuesta de cartas, textos misceláneos, pedacería… ¿Y si solo esto sobreviviera en el futuro?”

-Néstor García Canclini

Los lectores póstumos de Cortázar, Revista Letras Libres, noviembre 2014.

Néstor García se sitúa en el futuro y trata de imaginar cómo verían entonces la narrativa de las últimas décadas del siglo XX y principios del XXI. Habla de la crisis del sector editorial, de las descatalogaciones de novelas, las innovaciones tecnológicas y, en especial, de la aparición de un nuevo género que denomina «escritos juveniles póstumos». Según él, esta categoría abarca desde cuentos a discursos, poemas, cartas, fotografías autocomentadas, papelitos y fotos de objetos.

Al igual que él, nos preguntamos si este género empieza a ocupar más horas de lectura que los relatos elegidos por los autores para entregar a las imprentas, y os proponemos reflexionar sobre lo que quedará de la narrativa presente para el futuro.

Posibles líneas de debate:

¿Son los escritos juveniles póstumos una tendencia real? ¿Se os ocurren más ejemplos además del de Cortázar?

¿Qué buscan los lectores en este tipo de publicaciones?

¿Puede deberse este fenómeno a la farandulización de los productos literarios?, ¿o responde más bien a que nos encontremos en una era de fatiga de los géneros, en la que la falta de experimentos literarios obliga a recurrir a otras formas de impacto en los lectores?

¿Cuál es la diferencia entre las cartas inéditas y los textos publicados?

¿Deberían estos textos publicarse? ¿Qué mutación cultural se produce al transformar el pacto postal entre escritor y un único lector en pacto con miles de “espías”?

¿Qué recordarán los lectores del futuro de esta época?

¿Cuál sería el género de la globalización? ¿La épica de las migraciones, las cartas, los mails, los whatsapp?

 

Lectura recomendada y fuente:

http://www.letraslibres.com/revista/convivio/los-lectores-postumos-de-cortazar?page=full

Narrativa (3): la influencia del mercado en la narrativa actual

La influencia del mercado en la narrativa actual

¿Qué leemos y escribimos?

“Los críticos no debemos permanecer neutros e impasibles ante la novela fácil y complaciente fomentada hoy día por la industria del libro (…): está tan atenta a las modas y los mecanismos del mercado y tan acomodada a lo políticamente correcto que sus actitudes e intenciones divergen en extremo de la literatura cuya visión de la realidad y cuyo compromiso con el ser humano aspiran a cambiar el mundo”.

-Santos Alonso

Asegura el escritor y crítico Santos Alonso que en la publicación, distribución y difusión de las novelas prima el criterio comercial por encima de lo cultural o lo literario. Habla del auge de una narrativa fácil, frívola, destinada a lectores que se dejan arrastrar por las modas y que solicitan productos digeribles y poco complejos.

En Proyecto Eureka nos preguntamos hasta qué punto el mercado marca tendencias en lo que se lee y lo que se escribe, y en el papel de la narrativa en la generación actual. ¿Hay espacio en la literatura para algo más que las modas o el entretenimiento? ¿Ya no existe esa narrativa que aspira a cambiar el mundo o solo está dejando de publicarse?

Posibles cauces de debate:

¿Han adaptado los creadores sus novelas a las exigencias del mercado? ¿Qué se escribe ahora? ¿Sobre qué se debería escribir?

¿Existe aún esa narrativa que aspira a cambiar el mundo o solo está dejando de publicarse? ¿Es realmente el mercado un filtro censor de lo literario y lo cultural o puede resultar un aliado?

¿Hablamos de lectores o de consumidores? ¿Ha cambiado en algo el perfil del receptor? ¿Sigue el lector únicamente los preceptos del mercado? ¿Qué o quiénes influyen en sus decisiones de lectura?

¿Cuál es la responsabilidad de las editoriales como prescriptoras?

¿Cuál es el papel actual de los críticos en la diferenciación de contenidos?