Narrativa (4-2016): Autobiografía y novela: ficción del yo, entre la vida y el arte

Autobiografía y novela: ficción del yo, entre la vida y el arte

 

«Quien narra su vida la transforma inevitablemente

en novela y solo puede encarnarse a sí mismo en la

falsa apariencia de un personaje»

Forrest Phillipe

La cuestión sobre los límites que separan la ficción de la realidad nos acecha constantemente. Parece que las líneas que dividen lo factual de lo ficticio son cada vez más difusas, y que la relación entre estos ámbitos se hace más compleja. Dentro de este problema, la autobiografía formula una pregunta particular que nos lleva a revisar desde la novela autobiográfica hasta la llamada autoficción. Pero, ¿qué ocurre con una novela que se afirma abiertamente autobiográfica, sin ambigüedades? ¿Podemos hablar de una novela o simplemente de una autobiografía? En este mismo sentido, ¿cómo podríamos entender, entonces, la autobiografía dentro de la literatura y el arte?

 

Posibles líneas de debate

-Ficcionalización de la identidad y su relación con la autobiografía.

-Ficción y relato factual, ¿dónde están los límites? ¿Cuál es su relación?

-Distinción entre novela autobiográfica y autobiografía.

Advertisements

Narrativa (5): Las motivaciones de la metaficción en la novela

Las motivaciones de la metaficción en la novela

«Metaficción es un término que se ha dado a la escritura ficcional que, de manera autoconsciente y sistemáticamente, llama la atención sobre su propio estatuto de artefacto, con el fin de cuestionar la relación entre la ficción y la realidad».

Patricia Waugh

«Los escritores metafictivos tienen el astuto hábito de integrar la posible crítica dentro de sus textos y así convertirla también en ficción. También les gusta boicotear la credibilidad de la ficción más ortodoxa mediante la parodia».

David Lodge

La metaficción no es un invento moderno, pero muchos escritores contemporáneos lo encuentran particularmente atractivo. Autores como Borges, Calvino y John Barth son algunos de los escritores modernos que se sirvieron de ella.

Preguntémonos cuáles son las motivaciones de esta práctica, si se trata de una preocupación central o si se limita a apariciones puntuales en las obras de los autores y su posible evolución.

Posibles líneas de debate:

¿Cuál es el propósito de la metaficción? ¿Cuestionar la relación entre ficción o realidad? ¿O algo más?

¿Se trata de una literatura decadente y narcisista?

¿Escribe el autor para sí? ¿A qué clase de público van destinadas estas novelas?

¿El discurso metafictivo, cuando se da, se presenta en forma de apartes (como en el caso de los novelistas ingleses) o es una preocupación central?

¿Escapatoria del realismo, coartada para rehuir las obligaciones del realismo tradicional o fuente de inspiración?

¿Puede ser el síntoma de algún tipo de agotamiento de los géneros?

John Barth escribió en su ensayo “La literatura del agotamiento”: “el autor evoca la metaficción como recurso por el cual un artista puede paradójicamente convertir lo que considera límites últimos de nuestro tiempo en material y medios para su trabajo. ¿Cuáles son los límites de la metaficción?

Lectura recomendada:

El arte de la ficción, David Lodge (apartado “La metaficción”).