Poesía (3-2016): Leer poesía: saber descifrar el reflejo del espejo

Leer poesía: saber descifrar el reflejo del espejo

 

El principio clave para enseñar la poesía es la participación. No se puede enseñar a los adolescentes, a los adultos, ni a nadie, a menos que participen en lo que están leyendo y escuchando. Esto significa que la poesía debe tener pleno conocimiento de su cultura, sus antecedentes, sus historias o anti-historias. No se debería enseñar como un canon opresivo de grandes declaraciones, sino como algo en que pueden participar y que incluso se pueden apropiar

Eavan Boland

 

Un poemario es un libro que en vez de páginas tiene espejos. Es un libro que interroga, que lanza dudas concretas y certezas volubles. Es un libro que cambia, que nunca es el mismo porque nunca son los mismos los ojos que lo leen, las manos que lo abren. Por eso cada vez leemos menos poesía. Por eso la poesía hay que buscarla para encontrarla en cualquier librería. Por eso la poesía ya no influye en las personas, no deja rastro una vez leída. Nos han enseñado la poesía pero no nos han enseñado a leer poesía. No es necesario que los estudiantes se sepan de memoria los versos de un Bécquer enamorado. Es necesario que sepan qué sentía Bécquer en sus entrañas para escribir esos versos y cómo lo expresa. En ese momento nos acercaremos a la poesía. 

 

Posibles líneas de debate

-¿Sabemos leer poesía?

-¿Nos enseñan a leer poesía?

-¿Se puede aprender a leer poesía?

-¿Es una lectura cuestionada?

Advertisements

Poesía (2-2016): Escuchar poesía: canción y poema, el caso Brassens

Escuchar poesía: canción y poema, el caso Brassens

 

Mis melodías dependen, siempre, de las letras

Georges Brassens

La poesía huye, a veces, de los libros para anidar extramuros, en la calle, en el silencio, en los sueños, en la piel, en los escombros, incluso en la basura

Joaquín Sabina

 

Georges Brassens es un cantautor francés que consiguió la cuadratura del círculo. Sus canciones alcanzaron una popularidad tan alta como la crítica positiva de las mismas. Vendió millones de discos y consiguió el Premio Nacional de Poesía en 1967, por sus canciones. En el 35 aniversario de su muerte, Brassens nos pone en bandeja un debate abierto no sin contradicciones. El propio Brassens jamás se llamó poeta pero (casi) nadie dudó en tratarlo como tal. Hoy en día, canción y poema parecen caminos paralelos que raramente se tocan. O quizás no. 

 

Posibles líneas de debate

-¿La canción es poesía? ¿Siempre? ¿Cuándo es o no poesía una canción?

-¿La popularidad quita valor poético a las canciones?

-¿Se pueden conseguir las dos cosas?

-¿Cuál fue el secreto de Georges Brassens?

-¿La canción es un arte menor que la poesía?

Poesía (1-2015): Ritmando acciones (aún)

Ritmando acciones (aún)

«La frase poética es tiempo vivo, concreto: es ritmo, tiempo original, perpetuamente recreándose»

Octavio Paz, El arco y la lira

«Ama tu ritmo y ritma tus acciones»

Rubén Darío, Prosas profanas

Resulta necesario preguntarse qué ha sucedido en el último siglo y medio para que el componente rítmico de la poesía haya sido rechazado e incluso denostado por un gran número de poetas. Más, si cabe, porque en muchos de los mitos la poesía nace a la par o es hija de la música, disciplina artística que, si bien ha tenido sus propios desarrollos radicales, hasta cierto punto arrítmicos, como el dodecafonismo u otros experimentos vanguardistas, conserva por regla general el establecimiento de un mapa rítmico, denominado partitura.

En esta tertulia quisiéramos reflexionar sobre las razones que han llevado a esta situación en la cual todo poema con un tempo acentual más o menos regular es sentido por muchos como anticuado, y tratar de poner sobre la mesa la ineludible actualidad del ritmo, incluso en los versolibristas más radicales de la vanguardia, o en algunos jóvenes transgresores de nuestros días. Pues, para muchos otros, el ritmo supone el corazón neurálgico del verso, el único impulso inicial, el medio, junto con la imagen, para trascender la realidad hasta poder entroncar la poesía, pitagóricamente, con el cosmos, o, simplemente, la prueba de fuego para poder llegar a escribir un buen verso libre (y la prueba son Mallarmé, Pessoa o Juan Ramón Jiménez).

Posibles líneas de debate

¿Constituye el ritmo el origen de la poesía? ¿Fue antes la poesía o la música?

¿Por qué hay quien piensa que el verso libre no tiene ritmo?

¿Por qué los textos con un ritmo regular los siente envejecidos un lector actual?

¿Ha dejado de ser el ritmo el núcleo de la creación en la poesía contemporánea? ¿Son los mejores versolibristas primeramente poetas regulares?

¿Puede haber ritmo en la poesía experimental?

Textos

«El salto anárquico de la alegría se convierte en danza; los gestos desordenados, en graciosa mímica, llena de armonía; se despliegan los confusos sonidos de la sensación, empiezan a obedecer al compás y se inclinan al canto»

C. F. Schiller, Carta XXVII, Cartas sobre la educación estética del hombre.

«¿Quién de nosotros no ha soñado, en sus días ambiciosos, con el milagro de una prosa poética, musical, sin ritmo ni rima, lo suficientemente flexible y dura como para adaptarse a los movimientos líricos del alma, a las ondulaciones del ensueño y a los sobresaltos de la conciencia?»

Charles Baudelaire, Pequeños poemas en prosa.

Poesía (3): ¿cómo se puede escribir poesía hoy?

¿Cómo se puede escribir poesía hoy?

Rastros y señas de la escritura en nuestros tiempos

“No es posible escribir sin miedo, no basta tener una conciencia tranquila y una habilidad en el manejo perfecto de la lengua”

-Juan Carlos Santaella

“Yo adolezco de una generación ilustre; amo el dolor, la belleza, la crueldad”

-José Antonio Ramos Sucre

Leemos a escritores de otros tiempos, leemos una extensa tradición y en ella nos fundamos para escribir las palabras de nuestros días, pero también hemos de escribir sobre nuestra contemporaneidad, con rasgos particulares que señalen nuestro tiempo, aunque contengan en sí mismos aspectos atemporales. Más allá de la posmodernidad, ¿Cómo se escribe en nuestros días? ¿Qué características le dan forma a la escritura actual? ¿Cómo serán los poemas que sean publicados en unos años? ¿Qué dirá el tiempo sobre las primeras décadas del siglo XXI, qué dirán ellas sobre sí mismas?

Posibles líneas de debate:

¿Cómo tienden a ser la estructura, el ritmo y las imágenes contemporáneamente? ¿Por qué?

¿Existe algo similar a una generación conformándose hoy en día en España? ¿En otros lugares?

¿Cuáles son las diversas líneas de escritura que siguen los poetas jóvenes y viejos publicados recientemente?

¿Se ha perdido el miedo de publicar, de escribir, de compartir, o hay una conciencia de lo que se escribe?

¿Cuáles son los temas sobre los que podría o debería escribir la poesía contemporánea? ¿De qué maneras?